¿Qué enfrenta Venezuela después del 20 de mayo?

Venezuela atraviesa dificultades económicas y sociales, en medio de una situación política compleja. Para las elecciones presidenciales previstas para el 20 de mayo la oposición venezolana llamó a los ciudadanos a no participar en el proceso pues, a su juicio, carecen de garantías electorales que aseguren la transparencia.

Luego del proceso de diálogo en el que gobierno y oposición no lograron un consenso sobre las garantías necesarias para el proceso electoral, la oposición denunció que se debía desconocer la elección, donde se elegirán además los representantes de los consejos legislativos estadales y municipales.

“El evento prematuro y sin condiciones que se anuncia es solo un show del propio gobierno para aparentar una legitimidad que no tiene” afirmó la Mesa de la Unidad Democrática en un comunicado.

Pedro Urruchurtu, politólogo y vicepresidente de la Federación Internacional de Jóvenes Liberales, indicó que el proceso de este domingo no es una elección y que por ello los ciudadanos no se abstienen.

“Es falso que lo del 20 de mayo sea una elección. Participar o no participar no es un dilema porque sencillamente lo que hay es una farsa que busca legitimar al régimen en el poder”, dijo en una exclusiva a El Nacional Web.

Urruchurtu explicó que luego del proceso electoral inicia otra fase que catalogó como la ilegitimidad de Maduro.

“Si bien se había puesto en duda su legitimidad, a partir del 20 de mayo pierde la poca legitimidad que tenía”.

El politólogo indicó que la presión internacional aumentará debido a que el gobierno será desconocido, lo que traerá un aislamiento internacional.

“Empieza una fase de mayor presión internacional que traerá un mayor aislamiento hasta que entienda que deben haber condiciones o que se ponga a un lado para que hayan elecciones con garantía en Venezuela”.

Urruchurtu aseguró que es necesario que los venezolanos entiendan que a pesar de que vienen momentos difíciles para el país debe existir una organización ciudadana que permita la salida de Maduro.

“El régimen no va a salir por las buenas, ningún régimen de esta naturaleza sale por las buenas. Esto obliga a entender que hay que sumar fuerzas ciudadanas que junto a la presión internacional se encamine a una presión de lucha”, explicó Urruchurtu.

Perkins Rocha, abogado, analista y profesor universitario, resaltó que el hecho de que los ciudadanos no participen en el proceso convocado para el 20 de mayo no es abstención sino una expresión ciudadana.

“No es abstención porque los venezolanos tienen que denunciar lo que ha sido un proceso de lucha ciudadana con el ente electoral. Estamos en un proceso donde no se cumple el más mínimo requisito de garantía”, indicó Rocha a El Nacional Web.

Rocha sostuvo que luego del proceso electoral lo que viene es una fase en la que, a su juicio, hay “el reacomodo de un régimen que pasa de una dictadura a una tiranía, que está asumiendo otra posición política en el escenario internacional”.

El profesor universitario puntualizó que debido al juicio penal que realiza el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio en contra de Maduro se le prohíbe ser candidato presidencial.

Refiró que el escenario en el país posterior a las elecciones presidenciales incluye mayor presión internacional, sumado a una mayor crisis social. Alertó que habrá más represión por parte del gobierno.

“El 21 de mayo internacionalmente Venezuela amanece sin presidente. Maduro no tendrá firma que comprometa a la República. Un gobierno que tendrá que enfrentar una crisis económica, pero que convertirá en una política de Estado la represión”.

Rocha también resaltó que la oposición debe canalizar una unidad política que permita transitar en un solo objetivo que, a su juicio, debe ser la dimisión de Maduro.

“Es necesario comprender que solamente una unidad política que permita transitar el camino de una manera disidente, respetando la diferencia pero con un objetivo común: la dimisión de Maduro”.

Carlos Vecchio, coordinador político de Voluntad Popular en el exilio, aseguró que a partir del 20 de mayo Venezuela tendrá un presidente de facto que no debe ser reconocido. Puntualizó que la crisis económica continuará en el país.

“Nadie va a creer, ni va a reconocer a ese gobierno. Mientras Maduro siga en el poder la crisis económica será mucho más fuerte (…)Veremos toda nuestra economía destruida. Esto nos va a costar mucho y todo por el capricho de Maduro de mantenerse en el poder”, explicó Vecchio a El Nacional Web.

Vecchio indicó que a partir del 20 de mayo los venezolanos y las fuerzas políticas opositoras se van a reencontrar en un objetivo: un cambio político en el país.

“El 21 nos vamos a reencontrar todos los venezolanos y lo primero que debemos hacer es rechazar la dictadura y reafirmar nuestra convicción de salir de ella. Eso solo lo podemos hacer unidos”.

Señaló que luego de que se consolide esa unidad nacional se debe plantear una ruta parecida a la de 1957.

“No hay fórmulas mágicas para salir de la dictadura, nos toca hacer lo mismo que hicieron los venezolanos en 1957 en contra de (Marcos) Pérez Jiménez. Nos toca ahora a nosotros confrontar y ejercer la presión de calle para salir de esa dictadura”.

Aseguró que se debe hacer un llamado a la Fuerza Armada Nacional para que no reconozca las elecciones del 20 de mayo. Sostuvo que también se debe seguir impulsando el apoyo de la comunidad internacional.

“Hay que decirle a nuestras Fuerzas Armadas que no pueden aceptar un fraude y que tienen que ponerse del lado del pueblo. Con esa agenda y esa presión militar, civil e internacional se podrá conseguir un cambio en Venezuela”, expresó Vecchio.

La voz de los jóvenes 

Carlos Carvajal, coordinador nacional de Pana Vota, indicó que a partir del 20 de mayo los problemas de los venezolanos se agudizarán y alertó sobre otros procesos electorales que planea realizar el gobierno de Nicolás Maduro.

“Después del 20 de mayo seguirán los Mismos problemas. Vendrá un referéndum consultivo y eso sin contar el referéndum que asomó Diosdado Cabello, para eso debemos prepararnos”, comentó a El Nacional Web.

Carvajal resaltó que la ruta posterior al 20 de mayo debe ser la articulación ciudadana y la unidad de los sectores del país.

“Si hay algo de lo cual se ha encargado el régimen es de dividirnos y eso debemos romperlo. La ruta debe ser la articulación ciudadana para lograr el país que queremos”.