Rusia dice tener pruebas que Ucrania derribó avión malasio en 2014

Rusia afirmó hoy que tiene pruebas que señalan a Ucrania como la responsable del derribo en el espacio aéreo de ese país, pero en un sector controlado por separatistas prorrusos, del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en 2014, que le costó la vida a sus 298 ocupantes.

“Tenemos grabaciones de las conversaciones telefónicas de militares ucranianos hechas en 2016 y su análisis corrobora las conclusiones sobre la implicación directa de la parte ucraniana en el derribo del Boeing malasio”, declaró en comparecencia de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashénkov.

Agregó que Kiev es responsable no solamente de la tragedia con el avión malasio sino también de “manipulación de la investigación internacional”.

El Equipo Conjunto de Investigación (JIT, en inglés), formado después del desastre, confirmó previamente que el sistema de misiles antiaéreos que derribó el avión malasio pertenecía a una unidad militar rusa, que lo trasladó desde Kursk (Rusia) hasta Donetsk (Ucrania) un mes antes del ataque.

Según los militares rusos, el misil con el que fue derribado la aeronave cuando sobrevolaba el territorio de Ucrania, fue entregado a ese país en 1986 y en 2014 estuvo al servicio de la unidad ucraniana número 223 que participaba en la operación contra las milicias prorrusas en el este del país.

Un total de 298 pasajeros y tripulantes, entre ellos 196 holandeses, viajaban en el vuelo de Malaysia Airlines entre Amsterdam y Kuala Lumpur cuando este fue derribado por un misil tierra-aire disparado desde una zona del este de Ucrania controlada por las milicias prorrusas.

Horas después de la tragedia, ocurrida el 17 de julio de 2014, Holanda y Australia acusaron a Rusia de estar implicada en el derribo, algo que Moscú rechazó categóricamente.