Shakira puso a cantar y bailar al público en su primer concierto en España

Shakira brindó a sus fans en el BEC de Barakaldo (norte de España) su espectáculo en el que la artista colombiana desplegó todos sus grandes éxitos, mezclando pop y ritmos latinos que hicieron cantar y bailar sin parar a un público entregado desde el primer momento.

La colombiana ofreció en Barakaldo el primero de los cinco conciertos programados en España dentro de la gira El Dorado donde también actuó en el Coliseum de A Coruña (1 de julio), y este martes lo hará en el Wizink Center de Madrid y en el Palau Sant Jordi de Barcelona, con doble cita los días 6 y 7 de julio.

Shakira tuvo que posponer la gira, prevista para finales del pasado año, por una hemorragia en sus cuerdas vocales y esta noche ha contado con la ayuda de las gargantas de un público que casi ha llenado el pabellón Bizkaia Arena de BEC, con capacidad para unas 15.000 personas.

La colombiana ha ofrecido un espectáculo repleto de luz y confeti, sobre un escenario con una enorme pantalla al fondo y dos circulares en los extremos, que han servido para ofrecer primeros planos de la artista, y una pasarela por la que Shakira se ha acercado casi al centro de la pista.

Uno tras otro, la cantante colombiana ha ido encadenando los éxitos superventas que ha cosechado a lo largo de su carrera, desde los más antiguos, aquellos que aparecieron en su disco “Pies descalzos”, hasta los más recientes de “El Dorado”, con un pabellón en pie y bailando desde el inicio.

Las canciones del último disco han sido de las más aplaudidas y coreadas por el público, al que no le ha importado que los duetos de algunos temas, como “Perro fiel” o “La bicicleta”, que ha cerrado la actuación, hayan tenido enlatados a Nicki Jam y Carlos Vives con sus grabaciones en las pantallas circulares.

La fiesta que este domingo fue en Bizkaia Arena se ha completado en la parte final del concierto con la mezcla de los temas “Loca” y “Rabiosa”, y los futboleros “La, la, la” y “Waka waka”, que han hecho temblar un pabellón que se ha serenado con la balada “Toneladas”, que Shakira ha cantado en la pista.

De la pista ha regresado al escenario y ha vuelto a agitar el Bizkaia Arena con “Hips Don’t Lie” y “La bicicleta”, con Carlos Vives en las pantallas y de nuevo lluvia de confeti, para dar por concluido un concierto en el que nadie ha podido resistirse al empuje de la colombiana que ha hecho cantar y bailar a todo el pabellón de principio a fin.