“Yo sí lo quiero fuera de Miraflores, pero lo quiero vivo”

La dirigente opositora venezolana María Corina Machado, líder de la formación Vente Venezuela, aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro busca detenerla implicándola en un plan de “magnicidio”, acusación que calificó de “falsa”.

“Es una acusación falsa”, dijo Machado en una rueda de prensa que ofreció en Caracas, en la que denunció supuestas torturas a militares que están hoy detenidos “para construir un expediente de rebelión y magnicidio” en su contra.

Recordó que en 2014 el chavismo gobernante y algunas autoridades del país caribeño la involucraron en otro plan de magnicidio y, remarcó, en esa oportunidad también torturaron a un militar para que la señalara.

“Yo sí lo quiero fuera de Miraflores (palacio presidencial) ya, pero lo quiero vivo para que enfrente la justicia que usted le ha negado a los venezolanos”, señaló la opositora en alusión al presidente Nicolás Maduro, y dijo que dedicará “todos los días” a cumplir esa meta.

Aunque denunció haber recibido amenazas y hostigamiento en los últimos meses, dijo no conocer la existencia concreta de una orden de captura en su contra pero, advirtió, en Venezuela “cualquiera puede ser detenido” pues “esto es una dictadura sin Estado de derecho”.

“Me persiguen a mí porque me he dedicado a recorrer el país, a denunciar lo que está ocurriendo dentro de los cuarteles (…) por calificar el régimen como lo que es, una narcodictadura”, prosiguió.

La también exdiputada consideró que los militares tienen el deber de “desconocer la tiranía y desobedecer órdenes que son contrarias a los derechos humanos” y la “obligación de detener este horror y restituir las instituciones”.

“Maduro no tiene respeto ni liderazgo en los cuarteles (…) es el principal responsable de la degradación de la institución militar, los somete al hambre y a la humillación en cuarteles y en sus hogares”, apuntó.

Por ello, cree que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no apoya al Gobierno de Maduro y, por el contrario, atraviesa por “una baja moral” que ha motivado “más de 11 mil 500 solicitudes” de retiro del cuerpo castrense en los últimos meses.

El pasado 20 de junio, la exfiscal general de Venezuela Luisa Ortega Díaz denunció que varios militares estaban siendo torturados por orden del Gobierno venezolano para “obligarlos” a declarar contra Marchado, a quien quieren, dijo, implicar en un supuesto plan de “conspiración”.