Amazon factura tanto por publicidad que supera los ingresos de YouTube o Netflix

 Amazon presentó en la noche del jueves sus últimos resultados financieros correspondientes al último trimestre de 2021. Más allá de exhibir músculo en forma de buenas ventas en su negocio de comercio electrónico y de un inagotable crecimiento en su división de nube corporativa (AWS), también fue noticia que por primera vez detalló los ingresos de su negocio publicitario, el de los resultados patrocinados en sus listados de producto o los mostrados en las tablets Fire, hasta ahora siempre enmascarado en un genérico «otros».

El detalle asustó por lo alto de sus cifras: 31.200 millones de dólares es lo que consiguió con su negocio publicitario durante el año 2021, con una tendencia alcista todavía, ya que según la empresa esta división aumentó la facturación un 32% en el último trimestre del año, si bien es cierto que por varias razones, empezando por concentrar la campaña navideña y la del Black Friday, es tradicionalmente el trimestre fuerte para muchas empresas.

Por encima de YouTube y muy por encima de Microsoft

Este negocio, hasta ahora de una magnitud desconocida de puertas hacia fuera, es más que significativo. Aunque para Amazon no suponga algo excesivamente relevante (el 7% de su facturación, su rentabilidad es desconocida), ya es en torno al doble de lo que está logrando con las tiendas físicas que ha abierto hasta la fecha y una cifra superior a lo logrado con sus servicios, donde entran las suscripciones a Amazon Prime.

No hay muchas empresas similares a Amazon, y menos que compartan su magnitud, pero Microsoft, por ejemplo, comparte con ella ser una de las gigantes tecnológicas que, sin ser la publicidad su negocio principal, sí supone una parte de sus ingresos.

En el caso de la empresa de Redmond, que monetiza los anuncios mostrados en su buscados Bing y en LinkedIn entre otros espacios, 10.000 millones de dólares es lo que logró mediante la publicidad en 2021, tres veces menos que Amazon, según reportó hace unos días.

Otra gigante tecnológica como es Google sí tiene a los ingresos publicitaros como su negocio principal (y prácticamente exclusivo), pero hay un paralelismo con Amazon: si nos quedamos únicamente con los ingresos que logra con los anuncios en YouTube, tenemos solo una parte de ese negocio. YouTube facturó 28.800 millones de dólares por sus anuncios en todo 2021, 2.400 millones de dólares menos que Amazon. Sí, Amazon gana más por ingresos publicitarios que YouTube.


Si hacemos la comparación con Facebook, que también tiene casi todos sus ingresos con la publicidad como origen, vemos que aunque Amazon aún está muy lejos de sus cifras, «solo» triplican su facturación. En todo 2021, Facebook cerró con unos 118.000 millones de dólares ingresados.

Otras tecnológicas menores que también viven de la publicidad tienen ingresos habituales muy inferiores a los exhibidos por Amazon. Caso de Snap, que logró algo más de 4.000 millones de dólares en todo el año pasado, o Pinterest, un poco por encima de los 2.500.

Netflix, que no vive de la publicidad sino de la suscripción directa, también queda por debajo. No compiten ni juegan en la misma liga, pero la comparación no deja de ser curiosa. Frente a los 31.200 millones de los anuncios de Amazon, Netflix logró 29.700 millones de dólares en 2021. Un nuevo gigante publicitario ha llegado a la ciudad. Llegó hace tiempo, pero hasta ahora no podíamos dimensionarlo.

Fuente: XATAKA