Boxeo: Canelo tiene un problema: es demasiado bueno

notimedia

El boxeador mexicano Canelo Álvarez ha demostrado una vez más su grandeza al derrotar a Jermell Charlo y asegurar su lugar como uno de los mejores boxeadores libra por libra, junto a Crawford e Inoue. Álvarez también es conocido por ser el rey de la taquilla y del PPV, pero también tiene muchos detractores. Si Álvarez decidiera subir al peso pesado y enfrentarse a Tyson Fury u Oleksandr Usyk, habría seguramente personas insatisfechas con su elección de rival. Incluso cuando enfrenta a oponentes como Jermell Charlo, algunos argumentan que debería haber peleado contra Jermall Charlo en su lugar.

En el pasado, muchos no consideraban a Dmtry Bivol como un rival digno para Álvarez, hasta que el ruso lo venció. En ese momento, se dijo que Álvarez estaba en declive. Sin embargo, se ha criticado a otros campeones como Golovkin, Plant, Saunders y Callum Smith. Aunque siempre habrá críticas, es injusto que un campeón como Álvarez tenga que enfrentarse a ellas. Desde cuándo ser tan bueno es un problema?

Es cierto que Álvarez ha tenido peleas de transición, como la de John Ryder, y algunas que no deberían haber sido disputadas, como la de Yildirim. Pero también hay que tener en cuenta que Álvarez ha subido al ring más veces que cualquier otro campeón en los últimos años. Desde 2019, ha peleado 10 veces, mientras que Crawford, a quien también se le ha criticado la elección de rivales, solo ha peleado seis veces. Álvarez elige rivales más interesantes que Crawford, que muchos consideran el mejor.

En la pelea contra Charlo, Álvarez ha lucido formidable, siempre yendo a por la pelea desde el primer asalto. Charlo, por otro lado, fue un rival temeroso. Aunque subió dos categorías de peso, eso no es excusa. La envergadura siempre juega en contra de Álvarez, a pesar de su altura de 1,73 metros. A pesar de las expectativas, Charlo no estuvo a la altura.

Tal vez también te interese leer  Paula Badosa se apunta a la fase final de la Billie Jean King Cup

Después de la pelea, Charlo comentó que había venido a ganar dinero porque esta no era su categoría. Sin embargo, Álvarez se mostró ágil, rápido y poderoso, lanzando los golpes más certeros de la pelea. Mandó a la lona a Charlo en el séptimo asalto y estuvo a punto de noquearlo en el noveno. Aunque Álvarez intentó provocar a Charlo en el tramo final, este no cedió.

Ahora es el momento de que Álvarez decida su próximo paso. Benavídez sería una buena opción antes de que siga creciendo y Álvarez envejezca. Pero el mejor combate que el boxeo podría presenciar es contra Terence Crawford. Crawford ha afirmado que Álvarez es el rival que realmente le motiva y está dispuesto a subir tres categorías, no por dinero, sino por la gloria.