La OMS pidió a China más colaboración con la investigación del origen del COVID-19

 El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó al primer ministro chino, Li Keqiang, la “necesidad” de una “colaboración más fuerte” para determinar los orígenes de la COVID-19, y que esta “se base en la ciencia y las pruebas”.

En un mensaje publicado la noche del sábado a través de su perfil oficial de Twitter, Tedros agradeció el apoyo de Li para “refozar la OMS” e indicó que charló con él sobre el refuerzo de las campañas mundiales de vacunación, para conseguir que el 70% de la población global reciba el suero contra el coronavirus.

“La solidaridad es clave para garantizar el acceso y la asequibilidad de las vacunas”, agregó.

Tedros mantuvo otra reunión este domingo con el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, quien aseguró que la venta de más de 2.100 millones de dosis de vacunas anti-covid a más de 120 países y organismos internacionales es “la mayor operación humanitaria de emergencia” que China lanza desde la fundación, en 1949, de la República Popular.

Previo al inicio de la Olimpiadas de Invierno en Beijing, un grupo internacional de científicos exigió que China deje de bloquear la investigación independiente de los orígenes del COVID-19.

En una carta abierta, los 20 científicos oriundos de Europa, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, India y Japón, critican duramente a Beijing por obstruir los esfuerzos para descubrir el origen de la pandemia.

En la carta -titulada “Permitir una amplia investigación internacional de los orígenes de la pandemia sería una verdadera expresión de valores olímpicos”- los expertos advierten que no revelar el origen exacto del virus causante de COVID-19 expone al mundo a un peligro mayor de pandemias futuras.

El esfuerzo del gobierno de China en bloquear cualquier investigación real de los orígenes de la pandemia ha sido una afrenta a la comunidad científica internacional y a la gente en todo el mundo”, señalan.

El documento urge a países y personas en todo el mundo aprovechar los Juegos Olímpicos para poner de manifiesto la obstrucción china y exigirle cambiar de postura.