Meta podría retirar Facebook e Instagram de Europa si no puede procesar los datos en Estados Unidos


 Meta ha advertido en su informa anual de resultados que podría dejar de ofrecer sus “servicios y productos más importantes, incluidos Facebook e Instagram” en Europa si no se llega a un acuerdo que permita el procesamiento de los datos de los usuarios europeos en Estados Unidos. Desde 2016, la compañía ha estado operando bajo el acuerdo Privacy Shield (Escudo de privacidad) para el trasvase seguro de datos entre la Unión Europea y Estados Unidos, pero éste fue suspendido en julio de 2020 por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.


El tribunal justificó la nulidad del acuerdo en que el país que recibe los datos debe ofrecer un nivel de protección equivalente al de la Unión Europea y que Estados Unidos no da las garantías suficientes en este aspecto. La sentencia del TJUE sobre el Privacy Shield aún no se ha hecho efectiva, en espera de que las autoridades de ambas potencias acuerden un nuevo marco para el trasvase de datos.


En el documento presentado la semana pasada ante la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) y en el que se recogía, por primera vez en casi dos décadas, la bajada de usuarios diarios activos en Facebook, Meta explica como le afecta la presión regulatoria europea: » Si no podemos transferir datos entre los países y regiones en los que operamos o si se nos restringe la posibilidad de compartir los datos entre nuestros productos y servicios, esto podría afectar a nuestra capacidad para prestar nuestros servicios, a la forma en que lo hacemos o a nuestra capacidad para orientar los anuncios, lo que podría afectar negativamente a nuestros resultados financieros”.


Como consecuencia, Meta señala que “si no se adopta un nuevo marco de transferencia transatlántica de datos y no podemos seguir recurriendo a las Cláusulas Contractuales Estándar (SCCE, por sus siglas en inglés) o a otros medios alternativos de transferencia de datos de Europa a Estados Unidos, es probable que no podamos ofrecer varios de nuestros productos y servicios más importantes, como Facebook e Instagram, en Europa, lo que afectaría de forma negativa a nuestro negocio, situación financiera y resultados de las operaciones”.


Las Cláusulas Contractuales Estándar, otra de las vías que Meta emplea para el trasvase de datos, se halla bajo escrutinio de la Comisión Irlandesa de Protección de Datos (IDPC, por sus siglas en inglés). El organismo notificó a Meta el borrador de una decisión preliminar en la que se indicaba que no cumplían con los estándares del Reglamento General de Protección de Datos y proponía su suspensión. Se espera una decisión final por parte del IDPC para la primera mitad de este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.