Advierten que la inseguridad alimentaria arropa a todos los hogares del país

La nutricionista, experta el seguridad alimentaria y gestión del riesgo de desastres y consultora de Cáritas, Susana Raffalli, subrayó que este martes, al celebrarse el Día Mundial de la Alimentación “en Venezuela hay graves irregularidades respecto a la adquisición de rubros y acceso a servicios públicos.

Destacó que según las últimas encuestas de Cáritas, en las parroquias más pobres del país 85 % de los hogares han perdido hasta siete tipos de alimentos en su patrón, es una alimentación basada en dos o tres cosas solamente”.

En el Foro de César Miguel Rondón en el circuito Éxitos de Unión Radiola experta precisó que 53 % de los hogares está comiendo y comprando sus alimentos en un lugar que no es un mercado.

“73 % de los hogares han pasado por algún tipo de privación nutricional, saltándose alguna comida o comiendo menos, y 39  % que ha vendido algún bien familiar o ha enviado a alguien fuera para poder comer”, lamentó.

Detalló que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura –FAO-, señaló en su último informe global que desde 2010 las personas con hambre en Venezuela han aumentado 4 veces, calcula que en 2017 hay 3.7 millones de personas con hambre, lo que representa 86 % en América del Sur, hay dos millones de mujeres en edad reproductiva con anemia y sobre 510 mil niños que han pasado de edad preescolar a escolar con retraso en el crecimiento”.

Por su parte, la doctora con postgrado en nutrición clínica, Marianella Herrera, miembro del Observatorio Venezolano de la Salud –OVS-, investigadora de la Fundación Bengoa para la Alimentación y Nutrición y del Centro de Estudios del Desarrollo –Cendes-, calificó de aterradoras las cifras de la FAO- “Si a esto le incorporamos el hecho de que no se están tomando las acciones públicas necesarias para revertir al menos los daños, entonces nos encontramos en una verdadera oscuridad alimentaria y nutricional”.

Destacó que incluso los hogares con mayor poder adquisitivo tienen algún nivel de inseguridad alimentaria. “Los hogares más ricos del país tienen un porcentaje importante, esta crisis nos arropó a todos y eso lo podemos ver cuando pasamos por una buena urbanización de Caracas y ves una hierba alta que creció y te encuentras con un par de abuelitos que están prácticamente desnutridos y no pueden mantener su casa y su pensión no alcanza para hacer un mercado decente al mes”.