Fedecámaras rechaza protesta chavista en su contra

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocó ayer a una marcha ante la sede de Fedecámaras “en defensa del salario” al achacar la pérdida del poder adquisitivo del venezolano a los empresarios.

“Nosotros advertimos con responsabilidad que eso no iba a abordar la raíz de los problemas, que no iba a solventar el problema de hiperinflación, de la crisis, ahora están tratando de culpabilizar al empresariado venezolano del fracaso de esas medidas”, dijo el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, a periodistas.

El jefe de la patronal comentó además que hace dos días se dio un “ataque” a la sede de la Cámara de Comercio de la ciudad de Barquisimeto donde “un pequeño grupo” -dijo- “destruyó parte de la fachada” de esta organización.

“Por eso nuestro llamado es que se tomen los correctivos de fondo, de la crisis económica, el valor del salario se destruye, no por culpa de las empresas que están haciendo un esfuerzo inmenso por seguir trabajando sino por las mismas políticas económicas que el Gobierno no toma de una forma eficiente”, indicó.

Señaló que esta marcha que el chavismo convocó hacia la sede de la patronal debería ir hacia el Banco Central de Venezuela “que es el que sigue emitiendo de una forma irresponsable dinero inorgánico” que ha generado la hiperinflación.

También pidió al gobierno de Maduro “escuchar las recomendaciones que le dieron los asesores chinos” que recientemente indicaron en un foro chavista que la economía no debería estar controlada por el Estado.

“En China el 90 % de las empresas son privadas y no se atacan ni se controlan, eso es lo que deberían estar corrigiendo y no seguir tratando de aplicar un modelo que evidentemente ya ha fracasado”, dijo Larrazábal al referirse a las políticas económicas del Gobierno.