Papa pide a obispos que miren problemas de jóvenes

El papa Francisco invitó a los obispos que desde hoy asistirán al Sínodo sobre los jóvenes a que “miren de frente” a las situaciones de precariedad, exclusión y violencia que vive la juventud, durante la misa de apertura de esta asamblea que celebró en la Plaza de San Pedro.

Ante los 267 obispos que se reunirán desde hoy en el Sínodo para responder a las problemáticas de la juventud y el tema de las vocaciones, el pontífice pidió superar los “propios límites, errores y pecados” y ser “capaz de encontrar espacios para encender el corazón y discernir los caminos del Espíritu”.

Durante esta reunión que concluirá el 27 de octubre con la aprobación de un documento final, el papa exhortó a ser capaces “de ensanchar horizontes, dilatar el corazón y transformar aquellas estructuras que hoy nos paralizan, nos apartan y alejan de nuestros jóvenes, dejándolos a la intemperie y huérfanos de una comunidad de fe que los sostenga, de un horizonte de sentido y de vida”.

Durante las reuniones preparatorias a esta asamblea de los obispos, los jóvenes han hablado de una Iglesia alejada de sus problemas y poco atractiva, así como denunciado los escándalos de corrupción y de abusos.

También Francisco dio la bienvenida a los dos obispos de China, por primera vez en la reunión del Sínodo tras la firma del reciente acuerdo provisional entre China y la Santa Sede para el nombramiento de los prelados.