Guardia Costera de Trinidad y Tobago mata a infante venezolano al disparar contra un bote


 La guardia costera de Trinidad y Tobago interceptó y disparó contra una embarcación que salió de Tucupita con 20 personas, en su mayoría venezolanos, y mató a un niño deltano. En el suceso su madre resultó herida.

“Hay alerta de una nueva tragedia entre Delta y Trinidad”, escribió  Orlando Moreno, activista de los DDHH, en su red social Twitter, espacio en el que informó que, luego de un tiroteo en costas de Trinidad, murió un niño deltano y su madre fue herida.

Narró que la noche de este sábado, un grupo de 20 personas embarcó en Delta Amacuro rumbo a Trinidad y Tobago.

Dijo que el infante iba en brazos de su madre, Darielvis Sarabia, y que ambos eran parte de las 20 pasajeros que se subieron a la lancha en Tucupita.

En su trayecto, los balseros habrían sido interceptados por funcionarios trinitarios, quienes presuntamente dispararon hacia el bote.

«’Le mataron al hijo en los brazos’, dice uno de los audios que circulan en redes, mientras un audio atribuido a la madre del niño refleja el dolor: ‘Me mataron al muchachito y yo estoy tiroteada también’», contó Moreno.

Familiares del pequeño indicaron a Moreno que lo padres están conmocionados y buscan a otra niña que también iba en la embarcación. “Estaría retenida, presumen”.

En el bote iban también otros pequeños y adultos, sobre los cuales no se tiene información hasta ahora.

“Esta es la realidad de nuestras costas. Es una tragedia permanente con rostros, historias, familias, y dolor. Hemos notificado de la situación y puesto en contacto a familiares con la oficina de Michelle Bachelet  en Venezuela y a la Misión de determinación de los hechos de la ONU».

David Smolansky, comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, también se pronunció y dijo que es urgente que se esclarezca el fallecimiento de un niño de un año de edad que “huyó desde Tucupita con su madre y un grupo de personas en peñero hacia Trinidad y Tobago. Arde en el alma que sigan muriendo migrantes venezolanos en la toda la región cuando huyen de una dictadura”.

«Absolutamente indefendible. Los funcionarios ‘abrieron fuego’ contra una embarcación que transportaba venezolanos que huían y mataron a un bebé de 9 meses. Las autoridades de Trinidad y Tobago deben llevar a los responsables ante la justicia y poner fin a su tratamiento atroz de los migrantes y solicitantes de asilo», exhortó Geoff Ramsey, analista de política latinoamericana, de derechos humanos y seguridad y director de Wola para Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.