Se disparan días con mala calidad del aire en Guadalajara

 Del 1 de enero al 16 de diciembre de este año, van 57 episodios graves de mala calidad del aire en la ciudad, es un aumento de cinco veces comparado con los 11 eventos registrados el año pasado.

Esto significa que en estos días se superaron los 120 puntos del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca), se activaron desde precontingencias atmosféricas, hasta contingencias fase III.

El contaminante que predominó en todos los episodios fueron las partículas menores a 10 micras (PM10), que se generan principalmente por procesos de combustión como el diésel y la gasolina durante las horas de tráfico, las quemas de predios rústicos y agrícolas, así como la suspensión de polvos en las calles.

El pasado 16 de diciembre, la estación Las Pintas registró un puntaje de 170, cuando una buena calidad de aire es de hasta 50.

Hermes Ulises Ramírez Sánchez, profesor investigador del Instituto de Astronomía y Meteorología, destaca que llegar a estos niveles es preocupante, porque es casi el doble del límite admisible para realizar cualquier actividad al aire libre.

“El máximo admisible como bueno no tiene que sobrepasar los 100 puntos Imeca. Empezamos a tener de mala a peligrosa. 170 es extremadamente peligroso para la población. Tenemos que estar muy atentos de lo que se esté informando para que cada uno de nosotros podamos tomar las medidas pertinentes”.

Como parte del programa de invierno en calidad del aire, se anunció que este año se suspenden las quemas en hornos ladrilleros y maceteros del 20 de diciembre de 2021 al 7 de enero de 2022. La mayor contribución a las emisiones de PM10 y PM2.5 en la ciudad se deben a la producción de los ladrillos, con un 17.35% y 24.04%, respectivamente, seguidas de los incendios forestales, con un 11.51%, de acuerdo con un estudio presentado por el Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo.

La mayor contribución a las emisiones de PM10 y PM2.5 en la ciudad se deben a la producción de los ladrillos. EL INFORMADOR/G. Gallo

GUÍA

¿Qué significa cada etapa?

Calidad de aire buena (De 1 a 50 puntos Imeca)

Ideal para realizar actividades al aire libre.

Calidad de aire regular (De 51 a 100 puntos Imeca)

Se pueden realizar actividades al aire libre. Pueden presentarse posibles molestias en niños y adultos mayores, así como personas con enfermedades respiratorias.

Calidad de aire mala (De 101 a 150 puntos Imeca)

Se pueden presentar efectos a la salud, en particular para grupos vulnerables, como personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares, adultos mayores y niños. Se recomienda evitar actividades al aire libre y acudir al médico si presenta síntomas respiratorios o cardiacos.

Calidad de aire muy mala (De 150 a 250 puntos Imeca)

Se relaciona con mayores efectos adversos a la salud en población en general, particularmente niños, adultos mayores y personas con enfermedades cardiovasculares y/o respiratorias como el asma. Se pide que la población no salga de casa y cierren las ventanas. Acudir al médico si presenta síntomas respiratorios o cardiacos.

Calidad de aire extremadamente mala (Más de 250 puntos Imeca)

Niveles causantes de efectos adversos a la salud de la población en general, en particular los niños y adultos mayores con enfermedades cardiovasculares y/o respiratorias como el asma. Se pide que la población no salga de casa y cierren las ventanas. Puede haber complicaciones graves en los niños y los adultos mayores con enfermedades cardiovasculares y/o respiratorias. Se pide no usar el automóvil.

En diciembre, cada dos días hay episodios de mala calidad del aire

Entre el 1 y el 16 de diciembre de este año, se han registrado ocho episodios en donde la calidad atmosférica supera los 120 puntos del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca), principalmente en las estaciones Las Pintas (4), Miravalle (3) y Santa Fe (1), ubicadas en el Sur de la ciudad, principalmente en El Salto, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga y Guadalajara, según la numeralia publicada por el Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco.

Hermes Ulises Ramírez Sánchez, profesor investigador del Instituto de Astronomía y Meteorología, considera que las medidas realizadas por la actual administración han sido insuficientes.

“Tenemos más autos que ladrilleras y obviamente unos están dentro de norma y los otros no, empresas industriales de distintos giros, los servicios que, aunque parezca que no, generan mucha contaminación. Se necesita tomar una serie de medidas, como la calidad de la gasolina, baches y semáforos exagerados que no permiten un flujo con menos sobresaltos. Inciden los grandes embotellamientos, falta de sincronización de semáforos. Obstrucciones por construcción de algún edificio, remoción de alguna calle que provoca gran congestionamiento vial”.

También explica que hay características naturales que propician que en esta época empeore la situación, ya que el espesor de las inversiones térmicas es mayor, y la diferencia de temperatura de la capa baja y la atmósfera superior es muy ancha, y la diferencia de temperatura es grande. “Esa capa de aire caliente se tarda más en romper la inversión térmica y se van a acumular mayor cantidad de contaminantes. Sucede que en esta época la diferencia de temperatura es más grande, y es más espesa la inversión térmica, y permanecen los contaminantes más cerca de la ciudad”.

Además, dice, la orografía propia de la ciudad, al ser un valle semicerrado, es una olla en la cual se empiezan a acumular los contaminantes en la alta capa.

“Y la inversión térmica, que no se permite que fluya el aire. Se empieza a acumular por grandes cantidades de horas, y la poca velocidad del viento. Son pocos días con fuertes vientos, y es otro factor que contribuye”.

Detalla que esta situación de contaminación por partículas se prolonga hasta febrero, y de marzo a abril se comienzan a tener problemas ya no por partículas, sino por ozono.

“Empieza a haber mejor calidad del aire con la temporada de lluvias, eso hace que se limpie el aire alrededor de la ciudad”.

El contaminante predominante registrado en todos los episodios son las partículas menores a 10 micras (PM10), que se generan principalmente por procesos de combustión como el diésel y la gasolina durante las horas de tráfico, las quemas de predios rústicos y agrícolas, y la suspensión de polvos en las calles.

La contaminación es evidente en algunos puntos de la metrópoli. EL INFORMADOR/A. Camacho

PARA SABER

Recomendaciones

Ante una contingencia atmosférica, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) pide a la ciudadanía atender las siguientes recomendaciones:

  1. Mantenerse informado respecto a los niveles de calidad de aire a través de la cuenta de Twitter @AireySaludAMG. Se puede consultar la calidad del aire en tiempo real en el sitio: gobjal.mx/calidadaire
  2. Evitar las actividades al aire libre, recreativas y de ejercicio.
  3. Cerrar puertas y ventanas para evitar que los contaminantes ingresen al interior de los inmuebles.
  4. Tener especial cuidado con niños menores de cinco años, adultos mayores, asmáticos y personas con problemas respiratorios crónicos.
  5. Queda estrictamente prohibido cualquier quema o fogata a cielo abierto.
  6. Tomar líquidos en abundancia y evitar fumar.
  7. Disminuir el uso de vehículos automotores

Contaminan incendios y ladrilleras en la ciudad

La mayor contribución a las emisiones de PM10 y PM2.5 en la ciudad se deben a la producción de los ladrillos, con un 17.35% y 24.04%, respectivamente, seguidas de los incendios forestales, con un 11.51%, de acuerdo con el estudio “Desarrollo de un inventario integrado de Emisiones de Contaminantes Criterio y Gases y Compuestos de Efecto Invernadero”, presentado en agosto pasado por el Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del Área Metropolitana de Guadalajara (Imeplan).

También encontraron que la producción de ladrillos se da principalmente en los municipios de Tonalá (243 ladrilleras), El Salto (193), Zapopan (169) y San Pedro Tlaquepaque (136).

“Es oportuno mencionar que todas las emisiones de partículas suspendidas PM10 y  PM2.5 que se estimaron para las ladrilleras, incluyen tanto las emisiones por combustión o quema de combustible, como las de manejo de tierra. Esta última actividad es la que más contribuye a las emisiones de dichas partículas”, se refiere en el estudio.

En días pasados, durante la presentación del Programa Invernal en materia de Calidad del Aire 2020-2021, informaron que los municipios están a cargo de la inspección a ladrilleras y maceteros en los municipios de Tonalá, San Pedro Tlaquepaque, El Salto, Juanacatlán y Tlajomulco de Zúñiga, así como la prohibición de quemas agrícolas y en hornos ladrilleros y maceteros.

Por ese motivo dieron a conocer que en el Área Metropolitana de Guadalajara se suspenden las quemas en hornos ladrilleros y maceteros del 20 de diciembre del presente año al 7 de enero del 2022.

El Secretario del Sistema de Asistencia Social, Alberto Esquer Gutiérrez, dice que se destinó una bolsa cercana a los cinco millones de pesos disponibles para generar un apoyo integral a 800 familias con alimentos y un apoyo económico de seis mil pesos para que puedan salir adelante, durante este cierre temporal.

En la ciudad hay pantallas donde pueden consultar los indicadores de la calidad del aire. EL INFORMADOR/G. Gallo

TELÓN DE FONDO

Prohíben quemas 

El Gobierno de Jalisco inició con las acciones del Programa Invernal en materia de Calidad del Aire 2020-2021, con el objetivo de proteger la salud de la población durante la temporada crítica de invierno. Esto se realizará hasta el 15 de febrero del 2022.

Se dio a conocer que en el Área Metropolitana de Guadalajara se suspenden las quemas en hornos ladrilleros y maceteros del 20 de diciembre del presente año al 7 de enero del 2022, el resto de los días que comprenden este operativo se harán programaciones escalonadas de estas actividades.

“Estamos en una fase de la anomalía climática de La Niña, no tan aguda como el final del año pasado, sin embargo, ya hay un enfriamiento del mar en la zona ecuatorial, lo que va a provocar un invierno seco y frío”, menciona Sergio Graf Montero, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet).

Las quemas agropecuarias están prohibidas en la ciudad, con sanciones que van de 25 a 100 Unidades de Medida de Actualización (UMA), es decir, hasta ocho mil 962 pesos, con aumento al doble si la quema se realiza con una proximidad máxima de 10 metros a terrenos forestales, y al triple si se realiza con la misma proximidad de un Área Natural Protegida (ANP).

Afirman que también se realizarán operativos contra fogatas, decomiso de pirotecnia y control de fuentes fijas, así como la adecuación en horarios de uso de maquinaria para construcción de obra pública.

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) mantendrá un operativo para control de fuentes fijas con visitas a las industrias altamente contaminantes en el sur del AMG, para verificación de la aplicación de sus planes y programas de contingencias atmosféricas.

El titular de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos, Víctor Hugo Roldán Guerrero, indica que habrá trabajo coordinado interinstitucional con apoyo a las unidades municipales de Protección  y Bomberos en los recorridos para concientizar a la población sobre el encendido de fogatas, además  se dará prioridad a esta actividad durante las noches del 24 de diciembre y 1 de enero.

Destacan que les otorgarían apoyo en especie mediante despensas y dinero a fabricantes de ladrillo, lo anterior con el objetivo de parar la actividad de producción de ladrillo en las zonas más críticas por contaminación atmosférica.

LA VOZ DEL EXPERTO

Sin medidas trasversales

Hermes Ulises Ramírez Sánchez, profesor investigador del Instituto de Astronomía y Meteorología

El especialista considera que no hay políticas trasversales para resolver el problema de la mala calidad del aire, ya que es un tema en el que tienen que participar secretarías como Salud, Desarrollo Urbano y Movilidad.
Dice que aunque la verificación vehicular es una medida necesaria, por sí sola no va a solucionar todo el problema.

Subraya que el problema del material particulado (pm), ya sean partículas menores a 2.5 micrómetros o a 10 micrómetros, es que van directamente al sistema respiratorio de las personas, “a los pulmones, y agrava sus problemas respiratorios e influyen en las enfermedades cardiovasculares”.

Resalta que ante el peligro para la salud, es importante que las personas estén al pendiente de los indicadores en calidad de aire.

“En la ciudad hay pantallas donde pueden consultar, también en la página de la Semadet para los que puedan consultar vía internet las medidas preventivas y necesarias para salvaguardar su identidad”.

Y añade que en la página del Instituto de Astronomía y Meteorología también tienen una previsión al respecto.

“Tenemos un pronóstico a tres días, para un estimado de cómo podrían ser las condiciones. El ambiente es muy cambiante”.